Policía Local

Cabecera Policía Local

Labor paterna

Es difícil convencer a un niño para que se siente y se ponga el cinturón siempre que entrea en el coche. Pero es la única manera de conseguir que viaje seguro. Lo ideal es que desde su primera etapa de bebé el niño se acostumbre a esa rutina que le puede salvar la vida. Si siendo bebé se le sienta en una sillita especial, con el paso de los años el niño siempre estará acostumbrado a viajar en silla y no le costará mucho esfuerzo hacerlo siempre.

Es un gran error pensar que un adulto puede llevar en brazos a un bebé y que será capaz de protegerlo si ocurre un accidente. Está demostrado que a una velocidad de 50 km/h. un frenazo en seco o un golpe contra algo hará que el bebé salga disparado sin que haya brazo que le pueda sujetar.

Afortunadamente, cada vez son más los bebés que van sujetos con la silla correspondiente. Pero, desgraciadamente, algunos estudios demuestran que cuando el bebé sobrepasa la edad y debe ir sentado en un cojín elevador, muchos padres deciden que su hijo vaya sentado normalmente en el asiento del coche o que puede ser peor obligarles a llevar el cinturón cuando a esas edades al ser demasiado bajos lo único que hace es molestarles.

Esta técnica es muy perniciosa dado que se lo quitan y se rompe de esta manera la practica de viajar bien sujeto con el cinturón. Y después de un tiempo así, la práctica demuestra que es muy difícil conseguir que se vuelva a poner el cinturón.

Volver